Como padres siempre se procura que los hijos tengan un buen futuro y lleno de éxito, y para esto es importante que se eduquen, pero a veces la falta de motivación puede hacer que estos no den los frutos que se espera de ellos, es por eso que tenemos que idear estrategias para que se sientan queridos e impulsados a ser cada vez mejores. En esta oportunidad conoceremos cómo podemos ayudar a nuestros hijos a rendir mucho más en la escuelas a través de excelentes métodos de motivación.

Celebra sus triunfos

Habla con tu hijo y dile que por cada 5 exámenes en los que consiga una nota alta, conseguirá una recompensa, y cuando llegue a cierto número de los mismos prometele hacer una reunión para celebrarlo. Una excelente opción es prometerle un domingo de barbacoas en su honor. No te preocupes pues no tendrás que salir de tu casa ya que puedes comprar barbacoas online, en cualquier momento. Acompaña esta tarde con una piscina en casa y un buen dulce, esto lo motivará y le enseñará que cuando trabajamos duro podemos conseguir grandes cosas.

La motivación es indispensable para podernos desarrollar, mientras que el desánimo no deja nada bueno. Podemos ir a la escuela pero si no sentimos que alguien espera algo positivo de nosotros, no lograremos avanzar.

Ten expectativas realistas, nunca lo fuerces

Otro punto importante es que hables con él y descubran sus habilidades. Igualmente es importante que le manifiestes que esperas de él conforme a las mismas, sin forzarlo ya que cuando tratamos de encajar una pieza en un rompecabeza en el incorrecto, lo que hacemos es dañarla, por eso debemos afianzar sus virtudes y ayudarlo a lidiar son sus debilidades, pero siempre desde el respeto, sin oprimirlo. Los niños pueden llegar a ser demasiado sensibles y existe la posibilidad de que si los forzamos demasiado y no logran cumplir las expectativas se sientan frustrados y desmotivados.

Una buena experiencia, es hablar con ellos abiertamente, contarle anécdotas sobre tu infancia, cómo eras bueno para algunas cosas y para otras simplemente no se te daban bien, esto abrirá su mente para saber que no siempre se debe ser perfecto.

Siempre trata de reevaluar sus capacidades. Para hacer esto por ejemplo,  si tu hijo pinta muéstrale sus primero dibujos y como ha ido evolucionando, su interés crecerá y buscará ir mejorando cada vez más.

Enséñale a fijarse metas

Para poder crecer es importante tener un plan de vida, con metas por cumplir, esto lo hará sentirse motivado y feliz, para conseguir crecer y llenar sus expectativas. Cómprale un cuaderno donde pueda anotar sus metas, tanto a corto, medio y largo plazo, pues lo motivará a realizarlas. En la cocina puedes tener una especie de pizarrón donde toda la familia coloque pequeñas metas, esto hará que vea que todos pueden trabajar por sus sueños.

Enséñale el valor de los estudios

Muéstrale ejemplos de personas que se han superado gracias al estudio, de nuevo remontate a tus años de estudio y cuéntale tu experiencia personal siendo estudiante. Haz que se integre tanto con sus compañeros como con el personal docente. Pregúntale qué le gusta, si es amante de un deporte motivalo a disfrutar de las actividades deportivas que la escuela ofrece, igual pasa con el arte, entre otros.